El presidente de Toyota declaró en una conferencia de la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón que afirmaba que los coches eléctricos no es la solución para la contaminación. Los problemas se pondrían más graves si toda la flota actual de coches funcionasen solo con electricidad. No se calcularon cuales son los costes para un cambio tan grande y la contaminación que causaría.

Akio Toyoda es el presidente de Toyota y pone sobre la mesa las dudas que genera este cambio tecnológico sobre los coches eléctricos. El consumo de electricidad en Japón se pondría disparar a unos niveles que no pueden abastecer con la producción actual por lo que será inviable en unos años esta tecnología. Para poder cambiar a los nuevos coches eléctricos el país nipón deberá invertir una cifra que esta entre $ 135 mil millones de dólares a $ 358 mil millones de dólares.

El presidente insistió que un cambio muy radical en el tipo de motor de los coches va a suponer un golpe muy duro tanto al sector automovilístico como al energético. Los políticos no han tenido en cuenta muchos aspectos antes de tomar esta decisión y ahora es cuando arrancan las dudas sobre la transición. Akio añadió: «Cuando los políticos están diciendo: ‘Eliminemos todos los autos que usan gasolina’, ¿entienden esto?«.

El presidente estuvo explicando en la conferencia que el uso de coches eléctricos como idea es correcta pero no tiene sentido cuando se usa fuentes como el carbón o gas para acceder a la electricidad. La electrificación de los coches deberían seguir a la mano de la tecnología de paneles solares o energía eólicas. Estas energías si ayudarían pero tiene el problema que necesita muchos terrenos para poder abastecer una energía considerable. “Cuantos más vehículos eléctricos construimos, peor se vuelve el dióxido de carbono” dijo Akio.

Toyota quiere apostar en un futuro con el coche de hidrogeno al tener una estructura de repostaje similar a los coches de combustibles fósiles. En este momento la creación de hidrogeno es muy caro y necesita mucha electricidad por lo que un uso masivo no es viable. En un futuro si se es capaz de fabricar electricidad a bajo coste puede ser una verdadera solución para no tener que depender de los coches eléctricos puros. Deben recordar que las baterías de los eléctricos son altamente contaminantes y tiene una vida útil de unos 8 años.

En Japón tiene como fecha máxima 2035 para la circulación de coches gasolina por el país. Es una fecha muy precipitada sin saber todavía si la tecnología eléctrica podrá acompañar a esta transición. Los políticos deben medir y marcar el camino, pero sin poner en peligro la economía del país asiático.

Fuente 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí