Australia será el primer país del mundo en crear una serie de leyes para frenar la lacra de los trolls en la red. El ministro de seguridad cibernética Paul Fletcher declaró que va a mejorar el marco legal de estas publicaciones en las próximas semanas en el que se convertirá Australia en el líder mundial en este ámbito.

Australia lleva años lidiando como el restos de países con la problemática de luchar con los trolls en las redes sociales. Estas personas se dedican a incendiar las redes sociales buscando la polémica con publicaciones de odio, terrorismo, secuestros y todo lo relacionado con el extremismo. El ministro Paul Fletcher ha estado estudiando como realizar un control y dentro de poco lanzará unas medidas contra esta problemática.

Las medidas que traerá el ministro de seguridad cibernética Paul Fletcher será una serie de sanciones muy fuertes contra aquellos sigan la línea de odio. La línea abusiva es ‘persona razonable común’ consideraría un contenido ‘amenazante’ y que pueda dañar la sensibilidad de la persona que visualiza el contenido. Para saber donde esta los limites es algo confuso al no decir exactamente que es lo que se refiere con contenido amenazante.

Las leyes van a tener una sanciones económicas fuertes si tanto el que crea el contenido no lo borra y la red social lo ignora. Las empresas tienen un tiempo máximo para actuar de 24 horas para borrar el contenido con multas de 555.000 $ si no lo hacen en el tiempo establecido. Los usuarios que crean este tipo de contenido van a tener multas de 111.000$ por incitar al odio.

En Australia han tenido varios casos muy mediáticos con niños que han sufrido un fuerte ciberacoso llegando en algunos casos al suicidio. Estas medidas están diseñadas sobre todo para proteger a los más vulnerables que son los niños porque el ministro dijo en news.com.au que los adultos tienen una personalidad más desarrollada y le afectan mucho menos estas situaciones.

Estas leyes ponen en el punto de mira a los periódicos online que publican la actualidad incluyendo terrorismo. Aunque el ministro diga que los medios si pueden publicar este contenido, cualquier persona con una pagina web y un poco de soltura en la red podrá realizar los mismos actos. Además si la publicación ha sido realizada fuera de Australia que podrá hacer el ministro si en el otro país que actúa el troll es legal. Al final poner puertas al campo es complicado y Australia va a tener difícil llevar estas normas a cabo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí