Elon Musk publicó un tuit que decía que Tim Cook se negó a reunirse con él para tratar la venta de Tesla. Elon Musk estaba interesado en la venta de la compañía al saber que Apple tenía en el punto de mira fabricar un coche eléctrico.

Apple alrededor de 2017 estaba interesado en fabricar un coche eléctrico. La compañía desde aquel rumor no se ha vuelto a escuchar nada nuevo de forma oficial pero a día de hoy parece que algo hay. En aquellos años Tesla no ganaba dinero al no conseguir fabricar un coche en cadena de forma masiva y tenía grandes problemas financieros. Con esta información Elon Musk le interesaba vender la compañía porque no conseguía hacer despegar la producción. En aquel momento Tesla valía como 10 veces menos del valor que tiene ahora en bolsa y ahora es una de las empresas de automóvil más valoradas.

Tesla estaba al borde de la quiebra y necesitaba inyectar capital a la empresa hasta que consiguieran fabricar coches a gran escala. El 2017 consiguió aumentar la fabricación y relanzar la empresa dando la confianza a sus acciones que necesitaban. Ahora Testa tiene varios coches fabricándose y mirando nuevos modelos para desarrollar.

Apple se sospecha que quiere entrar en el mundo del automóvil porque hay informaciones que afirma que tienen unas nuevas baterías fabricadas con fosfato de hierro y litio. Estas baterías son mucho más eficientes al reducir el peso y aumentar la densidad, por lo que se podrá conseguir mucha más capacidad con el mismo volumen. Además, estas batería ya la esta fabricando Tesla en China por lo que puede ser la solución en un futuro.

Elon Musk bromea mucho sobre el desarrollo de los coches de Apple. Afirma que los empleados que no tienen éxito en Tesla van a Apple. Elon dijo que Apple es «el cementerio de Tesla» al referirse de coger a los empleados con menos proyección de Tesla.

Es bueno que Apple se esté moviendo e invirtiendo en esta dirección. Pero los automóviles son muy complejos en comparación con los teléfonos o los relojes inteligentes”, dijo Musk. Musk sabe que si en el mercado aparecen más empresas puede quedarse el coche y establecerse como alternativa a los coches actuales de combustión. Uno de los problemas que tienen este tipo de coches es el despliegue de centros de cargas que son escasos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí